Close
Facebook
Twitter
Pinterest
Google
Youtube
RSS

La minicuna

Desde el nacimiento hasta aproximadamente los 6 meses de edad, la minicuna puede dar cumplida respuesta a los nuevos padres en muchos aspectos.

En primer lugar, sus dimensiones la hacen ideal para habitaciones con poco espacio.

En segundo lugar, al existir algunos modelos desmontables, su transporte es muy fácil para ir de vacaciones y montarla en el hotel, casa de playa, etc.

En tercer lugar, por su diseño y fácil manejo, puede trasladarse a otras dependencias de la casa, como el cuarto de estar, salita, etc. para aquellas horas de la siesta del bebé en las que nos apetezca estar junto a él. O cuando tengamos la necesidad de vigilar su estado en caso de convalecencia o indisposición.
A diferencia de las cunas, muchas minicunas están diseñadas de tal manera que permiten ser mecidas para ayudar a conciliar el sueño del bebé o para tranquilizarles.

Desde siempre, el hecho de mecer ha tenido un efecto tranquilizador e inductor del sueño en los bebés. Antiguamente, cuando no existían cunas ni minicunas, era muy habitual ver a las abuelas meciendo en sus brazos al bebe (dado que la madre primeriza no tenía aún la experiencia para hacerlo). Y es curioso observar cómo, en estudios médicos y psicológicos actuales, se ha constatado científicamente una disminución de las constantes vegetativas del bebé (ritmo cardíaco, presión sanguínea, etc.) y por supuesto, cese casi automático del llanto. Lo que significa, esencialmente, mayor bienestar para el bebé.

Cuando el bebé ya no pueda usarla por su tamaño, se puede guardar fácilmente para ser utilizada por sus nuevos hermanos. Con ello, amortizamos sobradamente la minicuna, además de sacarle un provecho importante.

En Exclusivas del Bebé encontrarás una amplia selección de precios y modelos de minicunas. Como siempre, garantizamos el mejor precio del mercado.

Etiquetas :  minicunaminicunasmicunamoises
Deje su comentario