Cunas 

Ver más
Colchones para cuna
Colchones para cuna

A la hora de preparar las cosas para el bebé es normal tener muchos de los juguetes y accesorios, pues éstos pasan de un familiar a otro haciendo que los gastos sean mucho menores. Sin embargo, cuando hablamos del colchón de la cuna del bebé, debes saber que éstos deben ser nuevo, pues los que ya han sido usados pueden tener zonas algo más hundidas, afectando así a la comodidad del pequeño.

Preparar la cuna para el bebé

Para poder preparar la habitación del bebé como es debido debes tener claro que la cuna es fundamental. Si ya tienes la estructura, la cual suele venderse sola, te falta conseguir un buen colchón para la cuna y cómo no, la ropa de cama. A continuación, tienes un pequeño listado con algunos consejos para tener lista la cuna de tu pequeño.

  • Busca un colchón que se adapte perfectamente a la cuna. El espacio entre el colchón y el borde de la cuna nunca debe superar los dos centímetros. De este modo evitas que algún pie, mano e incluso la carita del bebé se queden atrapadas entre ambas partes.
  • No hay problema si decides decorar la cuna con peluches, cojines y edredones, pero a la hora de dormir deberás retíralo todo. Los bebés no necesitan los abrigados nórdicos, pues estos generan demasiado calor y con el uso de una sábana bajera, una chichonera y un pijama saco será suficiente.
  • Solo tras los 8 ó 9 meses de edad puede introducir un juguete en la cuna. Prueba con uno no muy grande y sin pelo, para evitar así asfixia o exceso de calor.
  • Si la funda del colchón de cuna es extraíble te recomendamos lavarla con frecuencia y siempre que haya sido mojado por el bebé. En caso de no tener funda, siempre puedes utilizar un paño húmedo o esponja y el aspirador.

Cómo escoger el colchón

Ahora que conoces las ideas esenciales para tener la cuna preparada y utilizarla de la mejor manera posible, te enseñamos algunas claves para poder escoger colchón para cuna sin problemas.

Seguridad

Lo principal es buscar un colchón que nos asegure seguridad. Los bebés adoptan diferentes posturas y según el tipo de colchón, pueden llegar a asfixiarse si éste no les deja respirar. Un ejemplo de colchón seguro es el Babykeeper. Se trata de un colchón especial, pensado para cubrir todo tipo de situaciones y proteger siempre al bebé.

Estructura

El colchón debe ser firme y duradero, de manera que no se hunda cuando haya sido usado apenas un mes. Los bebés pasan la mitad del tiempo durmiendo y por ello debemos asegurarnos de proporcionarle un descanso como se merece. Para que su estructura sea la adecuada, debe ser capaz de repartir el peso del pequeño, evitando así problemas que derivan en malformaciones en la columna vertebral entre otros.

Temperatura

Los colchones de cuna deben ser totalmente transpirables, de manera que regulen la temperatura. Una buena ventilación puede ser incluso una forma de evitar la asfixia en bebés, pues éstos son muy pequeños y debemos vigilar su temperatura.

Materiales

Los materiales empleados, además de transpirables, cuanto más anti alérgicos y naturales, mejor. Gracias a materiales de calidad conseguimos evitar las comunes y molestas irritaciones en la piel.

Higiene

Aunque no es imprescindible, sí que es deseable que el colchón cuente con una funda extraíble. Así podremos lavarla y asegurarnos de mantener siempre limpia la zona de descanso de nuestro pequeño.

Entre todos los accesorios necesarios, puede que también te interesen las sillas de coche con isofix o las hamacas de bebé, ya que son múltiples las necesidades de tu bebé.

Ver más
Minicunas
Minicunas

Son tantas las cosas que como padres y madres se deben aprender que a veces resulta hasta desesperante. Por otro lado, hoy en día tienes la suerte de contar con Internet, una gran fuente de información de la que obtener respuesta a sencillas dudas como la que te presentamos hoy. Son muchas las parejas que nos preguntan por el uso de la minicuna y su importancia, pues bien, en el siguiente apartado se encuentran enumeradas las principales ventajas de este accesorio tan práctico.

Las cuatro ventajas de las minicunas

Antes de nada queremos dejar claro que las cunas convencionales son muy importantes y de hecho, necesarias. Las minicunas se usan durante los primeros meses de vida, cuando el bebé es todavía muy pequeño y colocarlo en una cuna normal puede resultarle demasiado distante y grande teniendo en cuenta su reducido tamaño. Un factor positivo, es que hay un gran abanico de opciones donde elegir la que se adapte a tus gustos y necesidades y también  podrás encontrar minicunas baratas que se adapten a tu bolsillo. A continuación, te presentamos las razones por las que debes contar con una minicuna.

Mantiene al bebé cerca de ti

Gracias a las minicunas podrás tener a tu bebé siempre cerca de ti sin tener que dejarlo en las cunas grandes y utilizar dispositivos electrónicos para saber si está dormido o necesita algo. Además, podrás viajar donde quieras con ellas o incluso ponerlas en cualquier parte de casa.

Protege al bebé

El bebé necesita sentirse arropado, de manera que estas cunitas los recogen en función a su tamaño. Evita que se mueva demasiado y se coloque de alguna manera peligrosa. Algunas minicunas incluso se pueden separar de las patas para colocarse en la cama de los papás si así se desea, para poder controlar mejor al bebé sin temor a dañarlo.

Ocupa poco espacio

Gracias a su reducido tamaño podrás tener estas cunas donde quieras, además, suelen ser bastante ligeras. Lo mejor de todo es que hoy en día tienen diseños tan bonitos que querrás ponerla incluso en el salón, incluso tu bebé puede disfrutar de minicunas con dosel, aunque estas pueden ocupar mayor espacio. No dejes a tu pequeño solo y llévalo allá donde vayas, especialmente durante los primeros meses de vida.

Crea un excelente entorno

Es precisamente durante estos primeros meses cuando más tiempo pasan durmiendo los bebés, por ello, las minicunas les ofrecen el espacio ideal para descansar. Podrán estar cerca de sus padres, sentir incluso su olor y poder tranquilizarse. En este entorno reducido se sentirá como pez en el agua y lo que es mejor, dañarse o escaparse le resultará totalmente imposible.

Qué minicuna escoger

Cuando llega la hora de comprar la minicuna del bebé vuelven a surgir dudas, algo igualmente natural. Lo único que debes tener en cuenta es que la minicuna cumpla con los siguientes requisitos.

  • Busca una minicuna con barras o rejilla lateral. Solo así podrás observar a tu bebé de un simple vistazo y comprobar que todo va bien.
  • Si la minicuna se puede regular a diferentes alturas, mejor que mejor. Gracias a estos sistemas podrás colocar la cuna a la altura de la cama y tener siempre al bebé cerca. Un ejemplo de minicuna con esta función, entre muchas otras, es ésta de Chicco.
  • En algunos casos las minicunas se pueden también inclinar ligeramente, algo muy importante para bebés con problemas digestivos.
  • Otro requisito es la sujeción de la cuna. Además de una estructura sólida, debe poder fijarse a la cama de los padres de algún modo eficaz y resistente.
  • Que la parte textil de la minicuna pueda extraerse para su lavado es también fundamental. Los bebés manchan mucho su ropita y las sábanas bajeras, por lo que conviene limpiar todo lo que le rodea con bastante frecuencia.

Estas minicunas, prácticamente son imprescindibles para los primeros meses del bebé, tal y como te explicamos en los párrafos anteriores, pero después de esos meses, el bebé necesitará ya dormir en su cuna. Aquí te mostramos la variada elección que tienes de cunas de bebé baratas.

Cuando el bebé ya empiece con sus inquietudes por desplazarse y querer observarlo todo, puede que quieras probar con un andador de bebé para que el pequeño pueda moverse por casa.

Ver más
Cunas
Cunas

Como expertos en puericultura te hablamos de todo tipo de productos, desde sillitas de paseo a bañeras o tronas, sin embargo, hoy nos centramos en la joya de la corona, en la guinda del pastel, en las cunas. Nada como ver a una mamá o papá primerizo buscando como locos la mejor cunita para su bebé. Aunque en muchos casos los accesorios del bebé se heredan, tarde o temprano surge la necesidad de tener que comprar una nueva cuna y por eso te ayudamos a conocer mejor estos productos. En Exclusivas del Bebé, contamos con cunas de bebé en oferta y de buena calidad.

El hecho de comprar una cuna nueva implica conocer realmente lo que se está escogiendo, pero además, convendrá saber cómo utilizarlo. Lo primero que debe quedar claro es que la cuna es un lugar de descanso para tu bebé, por lo que debes respetar este espacio y no colocarlo en la cuna cuando realmente pretendas que juegue o se distraiga por su cuenta. Si desde bien pequeño le enseñas a descansar en su cunita después de comer, será capaz de reconocer los diferentes momentos de descanso del día, es decir, tras la comida y tras la cena.

Cuando el bebé es muy pequeño pasará la mayor parte del tiempo durmiendo, aunque durante estos meses podrá hacerlo tanto en la cuna como en la hamaquita, la minicuna o en el moisés. Es a medida que vaya creciendo cuando deberás dejar claros los horarios y tratar de mantenerlo despierto hasta que lleguen sus horas de sueño. De esta forma crearás una rutina de descanso y conseguirás que duerma cuando llegue la hora. Esto no significa que no te despierte alguna que otra noche, pues los bebés buscan el calor de sus padres y es normal escuchar el llanto dentro de su horario de descanso.

Beneficios del colecho

La práctica del colecho consiste en, para aquellos despistados que no lo sepan, la colocación de la cuna del bebé junto a la cama de los padres. A diferencia de la práctica común de poner la cuna cerca de la cama o incluso en otra habitación, con el colecho el bebé está a la misma altura que sus padres y éstos alcanzan al bebé tan solo estirando el brazo. Ésta es una práctica cada vez más común que aporta los siguientes beneficios:

  • Facilita la lactancia materna durante la noche.
  • Reduce los episodios de apnea del sueño en el bebé.
  • Fortalece el vínculo afectivo entre padres e hijos.
  • Mejora el bienestar del bebé y según los expertos, su desarrollo neuronal.

Elegir una buena cuna

A la hora de escoger una cuna deberás valorar los aspectos que aparecen a continuación:

  • La seguridad. Nada como una buena cuna que cumpla las normas de seguridad europeas. Un detalle a tener en cuenta es el corte de las barras laterales, pues mucho mejor si están redondeadas para evitar accidentes.
  • El diseño. Con cajón, sin él, pintada de blanco o en el tono natural de la madera. Las opciones son infinitas, sin embargo, deberás fijarte muy bien en el diseño, especialmente si pretendes poner en práctica el colecho. Un ejemplo de cuna con lateral abatible es éste precioso diseño de Sweet Love.
  • La comodidad. El bebé debe sentirse arropado y protegido. Busca además un buen colchón y escoge la ropa de cama teniendo en cuenta la época del año y la temperatura.
  • La calidad. Sobra decir la importancia de contar con una cuna resistente y creada con todo el cariño del mundo.Con todas estas características, pensarás que el precio de las cunas será muy elevado, pero la verdad es que hay una gran variedad de cunas para bebé baratas.