Tronas y alimentacion 

Ver más
Tronas
Tronas

Si estás leyendo esto, lo más seguro es que tu bebé tenga más de seis meses y estés pensando en ir sentándolo en una trona para que se acostumbre a comer solito. Lo cierto es que hoy te hablamos de tronas, uno de los accesorios más importantes del bebé y del que, de hecho, se recomienda disponer de dos. Lo ideal es tener una trona fija en casa y otra algo más ligera o una trona plegable en el coche para poder llevarla allá donde vayamos fuera de casa como a restaurantes, días en el campo o en casa de los abuelos.

Como elegir una buena trona

A la hora de escoger tronas pueden surgir mil dudas y esto es totalmente normal. Aquí tienes algunos de los puntos clave en los que debes fijarte cuando tengas en mente comprar uno de estos accesorios.

  • Sólidas. Aunque existen tronas de plástico totalmente fiables, lo mejor es optar por tronas resistentes cuando se busca una para el hogar. Las estructuras de metal son bastante sólidas, resistentes e higiénicas, por lo que conviene dejar las tronas ligeras y de plástico para usar fuera de casa. Por otro lado, si buscas una trona que no ocupe demasiado espacio, siempre puedes optar por tronas sencillas de total calidad que cumplen a la perfección con su función.
  • Regulables. Si permiten regular el respaldo en diferentes posiciones, mejor. Esto permitirá que tu pequeño pueda cambiar la postura para relajarse y coger el sueño, pues la trona nunca debe sustituir a la cuna.
  • Transformables. Hoy en día encontramos tronas de lo más variadas, pero algunas llaman especialmente la atención y ello se debe a su capacidad de transformación. Lo que en un principio se utiliza como trona, puede convertirse fácilmente en una silla con una mesa, como es el caso de la trona janeActiva Evo de Jane. De este modo tendrás un pequeño escritorio en el que tu bebé podrá divertirse con sus juguetes y habrás conseguido sacarle todo el partido posible a esta compra.

Tipos de tronas

Ahora que ya conoces los puntos clave de las tronas para bebés, te mostramos los tipos de tronas que más se encuentran en el mercado.

Tronas básicas

Si al pensar en tronas nos viene una imagen a la mente de una simple estructura de cuatro patas que sostienen un asiento con bandeja, ya sabemos lo que son precisamente las tronas básicas. Incluyen su cojín y respaldo acolchado y los frenos de las ruedas, pero lo cierto es que son accesorios muy sencillos,  de lo más prácticos y son tronas baratas.

Tronas evolutivas

La trona evolutiva es aquella que, en lugar de resultar eficaces por unos meses, se adaptan al crecimiento del pequeño y se pueden ir agrandando según su tamaño. La gran mayoría llegan incluso a convertirse en originales butacas.

Tronas de mesa

En este caso, las tronas son asientos plegables que se adhieren al canto de la mesa para que el bebé pueda utilizarla también a modo de bandeja. De esta forma se integra al bebé en la mesa familiar, algo muy práctico para las comidas que se realizan fuera de casa.

Asientos elevadores

Son también conocidos como alzadores, son ligeros y plegables. Para usarlos solo se necesita una silla de adulto, pues mediante un sistema de correas los asientos elevadores se enganchan al asiento y respaldo de la silla convirtiéndola en una trona.

También te puede interesar las sillas con isofix o la gran variedad de minicunas para tu bebé.