Hogar 

Ver más
Hamacas de bebé
Hamacas de bebé

Las hamacas se llevan empelando desde hace ya muchos años para sostener a los bebés algo inclinados y balancearlos. Lo cierto es que son los pequeños los que más disfrutan en ellas, pues juegan con los adornos que suelen llevar y al mismo tiempo se relajan e incluso duermen pequeñas siestas. Gracias a la variedad que existe de hamacas para bebés en la actualidad, elegir una puede ser todo un reto y por eso te queremos ayudar.

Cuando usar las hamacas

Antes de pasar a los consejos para elegir las hamacas queremos aclarar algunos detalles sobre su correcto uso. Las hamacas son accesorios de lo más prácticos, que ayudan al bebé estar cómodo en una postura diferente a la habitual.

A diferencia de lo que muchas personas piensan, las hamacas no solo se pueden utilizar cuando el bebé es capaz de sostener su propia cabeza, sino que existen hamacas aptas desde los 0 meses de vida. Si el bebé tiene la cabecita apoyada en el respaldo de la hamaca y se siente cómodo, no hay ningún problema en que permanezca recostado. Lo ideal es usarlo durante un par de horas como máximo y combinarlo con accesorios que permitan al bebe cambiar de postura como las mantas interactivas, los parques o la cuna. Además, durante los primeros meses de vida no se recomienda optar por el balanceo, pues apenas tienen control de su cuerpo.

Por otro lado, la mejor forma de saber cuándo comenzar a utilizar la hamaca es probándola. Si al colocar al bebé en ella vemos que se siente cómodo y no se resbala ni se cae hacia los lados, podemos dejar que el pequeño vea lo que tiene a su alrededor mientras los padres se relajan controlando al pequeño con un simple vistazo.

Cómo encontrar la mejor hamaca de bebé

Ahora que ya sabes cómo utilizar estos accesorios tan prácticos, debes tener en cuenta algunos puntos clave a la hora de escoger la mejor hamaquita de bebé.

Edad y talla

Cada hamaca está diseñada para un rango específico de años y además cuenta con unas medidas concretas. Asegúrate de conocer bien este tipo de datos antes de adquirir la hamaca, pues de lo contrario, puedes llevarte más de una sorpresa al recibirla. Consulta además si es apta para bebes recién nacidos si en tu caso quieres probarla desde un principio.

Posiciones

Las mejores hamacas ofrecen diferentes posiciones, como es el caso de la hamaquita Hoopla de Chicco. Gracias a estos sistemas de regulación podrás colocar el respaldo en diferentes posiciones y obtener así variadas posturas en las que relajar o divertir a tu pequeño.

Comodidad

Comprobar que cuentan con una buena base acolchada y totalmente lavable es lo más recomendable. De esta forma conseguirás que el bebé se sienta cómodo y protegido en la hamaca. Además, si incluye un buen sistema de sujeción como cinturones o arneses, podrá relajarse y olvidarse de los resbalones o caídas.

Calidad

Encontrar una hamaca resistente que asegure al bebé y lo proteja es totalmente clave. Recuerda que es un accesorio que en la mayoría de casos se utiliza durante muchos meses y por ello debe ser de gran calidad, a pesar de ello, puedes encontrar hamacas de bebé baratas. Confía en hamacas hechas con materiales resistentes y totalmente aptos para bebés.

También te recomendamos las bañeras de bebé y la trona Jane.